La fibra para un vida saludable

La fibra no es solo esencial para nuestro colon y beneficioso para ir mejor al baño, sino que este alimento nunca debe faltar, aún si sufrieras de diverticulosis.

Qué tanto sabes de fibra?
Lo primero es saber que en realidad no es un nutriente, es por ello, que el cuerpo no lo puede digerir, ayudando así al tránsito intestinal.
La fibra es un componente vegetal que contiene polisacáridos (glúcidos de cadena larga) y lignina como su principal composición, y es altamente resistente a la hidrólisis de las enzimas digestivas humanas, por lo que tiene un papel fundamental en la buena defecación y en el mantenimiento de la microflora del colon.

¿Qué tipos existen?
Dependiendo de la solubilidad en agua se clasifica en dos tipos:

– La fibra soluble: Es aquella que atrae agua y hace que el proceso digestivo sea lento, logrando la absorción de hidratos de carbono, por ello su consumo es esencial. Esta en la mayoría de frutas, verduras y legumbres.
– La fibra insoluble: Es la que más ayuda a evitar el estreñimiento ya que acelera el paso de los alimentos en el estómago y los intestinos. Se encuentra en los cereales o el pan integral.


Sus principales beneficios en nuestro organismo:
– Previene enfermedades cardiacas. La fibra, por su acción limpiadora y potenciadora de la flora intestinal mejora la absorción y eliminación del colesterol y el control de la hipertensión. Convirtiéndose así en un regulador natural de los niveles de colesterol.
– Previene la diabetes, ya que ayuda en la disminución de la glucosa en sangre.
– Ideal en tu plan de alimentación saludable, ya que crea una sensación de saciedad que ayuda a controlar el peso.

9 alimentos ricos en fibra:
Para llegar a la ingesta recomendada, te recomendamos consumir verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y cereales, como también:
Alcachofa
Almendras
Chia
Arándanos
Apio
Higos
Ciruelas
Frambuesas
Kiwi
Zanahoria
Trigo

Para finalizar, te dejamos estos consejos si deseas incorporar la fibra en tu plan de alimentación saludable:

1. La dieta debe estar integrada por alimentos de todos los grupos.
2. Combina alimentos con fibra soluble e insoluble en una proporción 3 a 1.
3. Consume al menos 5 porciones diarias de frutas en trozos especialmente las que tienen mayor contenido de fibra.
4. Consume al menos 6 porciones diarias de cereales, preferiblemente granos enteros.
5. Incluye cereales integrales o pan tostado integral como parte del desayuno.
6. Toma colaciones: frutas enteras, galletas integrales y semillas como nueces, maní y demás oleaginosas.
7. Toma al día ocho vasos de agua como mínimo. Se considera que la mayor ingestión conduce a una mayor contribución a los líquidos colónicos que aumentaría en el incremento de las heces.

Para cambios notorios en tu salud en tan solo 3 o 6 días adquiere tu paquete de prueba y logra YA mucha más energía y bienestar total mientras vas perdiendo peso.

Y recuerda, con la fibra no aplica: “más es mejor” ya que el exceso podría bloquear la absorción de nutrientes.

Deja un comentario