Disfruta el verano sin interrupciones

En estos días cálidos y agradables de verano te contamos qué medidas puedes adoptar para evitar una intoxicación alimentaria.

3 claves para mantener una alimentación segura durante nuestras actividades al aire libre durante el verano:

1. Utiliza agua potabilizada.
Antes de salir de casa asegúrate de lavar las hortalizas y frutas que consumirás, especialmente aquellas que se recomiendan consumir con todo y cáscara. Es mejor lavar en casa todos los elementos que usarás, ya que no siempre hay agua potable en sitios no urbanizados. Asegúrate tomar entre 2 y 3 litros de líquidos diariamente, ya sea como agua, jugos naturales, lácteos o gelatinas).
Y recuerda que el agua es un bien escaso, por lo que debemos cuidarla entre todos. Por ello, es importante optimizar su consumo y no desperdiciarla.

2. Evita la contaminación cruzada.
Es posible que algunos productos crudos contengan agentes patógenos que pueden transferirse a los cocidos durante el almacenamiento o la preparación. Para que esto no ocurra:

– Colócalos en recipientes cerrados y separados del resto,
– Elige una zona exclusiva de la heladera para su almacenamiento.
– Utiliza tablas, cuchillos y platos diferentes para manipularlos.

Esto aplica también para el momento de realizar las compras ya que, con el objetivo de reducir el desecho de plástico y cuidar el medioambiente, es una práctica muy común llevar bolsas reutilizables. Para prevenir problemas al usarlas, lávalas periódicamente, no las dejes en el auto por un tiempo prolongado, guárdalas fuera del alcance de las mascotas y lejos de los artículos de limpieza.

3. Escoge productos refrigerantes y no hielo.
El agua que se produce debido al descongelamiento no es saludable, en este caso, lo ideal es retirar el líquido en forma continua. Así como también nunca es conveniente colocar la bolsa de hielo con el plástico donde viene envuelta, ya que dichos recipientes suelen estar sucios y contaminar los alimentos. Y recuerda que una vez al aire libre es mejor colocar la conservadora en un espacio de sombra, para prolongar el frío en los productos. Estos deben estar en recipientes de plástico y no bolsas, porque estas últimas se pueden romper.

Si deseas algo práctico y nutritivo a la vez, lleva tus refrescantes batidos a la playa, parques o campamentos. Los encuentras en sus deliciosos sabores: chocolate, fresa, vainilla, piña colada, cookies & cream, cafe latte, naranja crema, canela y especies. Cada porción contiene proteína, 22 vitaminas y minerales, incluyendo antioxidantes además de fibra.
No olvides agregar hielo al momento de licuar, tu batido se hará más consistente, rico y espumoso.

Deja un comentario